12/4/13

Los peligros de la noche

Un hombre llega a su casa entrada ya bastante la madrugada, entra a su dormitorio sigilosamente, se desviste poniendo cuidado en no hacer ruido y se introduce despacio en la cama.

Ya en ella y un tanto mimoso, decide deslizarse por debajo de las sábanas. Con delicadeza extrae el tanguita a su mujer y decide practicarle un suculento sexo oral.
Tras unos exasperados gemidos y tijeretazos de piernas varios, la mujer termina entre suspiros. El hombre sube, y al oído le dice bajito: 

- Espérame que ahora vuelvo.... 

Sale de la cama y se dirige al baño. Al abrir la puerta ve a su mujer sentada en el inodoro...

- Pe, pero... ¿Cómo has llegado aquí?
- Shhhh!!!, habla bajito que vas a despertar a mi madre...

2 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Ayyy jajajaja. Y no notó que el tanguita era de cuello alto?

Shakmuria dijo...

Pfffffff! Jajajaj! Eso es terrible!
Pobre amigo!