11/6/15

Embarazada cambia a su hijo por drogas o dinero

Una mujer ofreció en las redes sociales entregar a su bebé cuando nazca a cambio de dinero o drogas. El mensaje, publicado en su perfil de Facebook, causó revuelo e indignación entre los usuario. 

Acompañando la imagen de su panza, la norteamericana escribió: “Tengo seis meses de embarazo, no lo quiero. Estoy dispuesta a cambiarlo por $ o drogas”. Además, la oriunda de Atlanta, Georgia, agregó: “El bebé es de raza blanca asegurada, así que no me ofrezcan baratijas. Sólo ofertas serias”. 

Se desconoce la identidad de la mujer y si la imagen del supuesto embarazo es veraz, de acuerdo con lo que indicó el diario Daily Mirror.

Ahri - League of Legends Cosplay


Anime Bikini Girl


8/6/15

Un mes de cárcel por robar las bragas de su vecina

Un jubilado de 65 años de nacionalidad boliviana fue condenado a un mes de prisión suspendida por un tribunal argentino por robar bragas y pantalones cortos del tendedero de una vecina, informaron medios locales.

La jueza Claudia Greco condenó al hombre por el delito de "hurto en grado de tentativa" ocurrido el 25 de mayo de 2013 en la localidad de Ranchos, a 118 kilómetros de Buenos Aires, cuando el jubilado se llevó tres bragas y un pantalón corto del cordel para secar la ropa de su vecina. 

La sentencia se le impuso en un "juicio abreviado", en el que el ladrón de ropa interior asumió su responsabilidad y aceptó la pena para evitar un juicio ordinario y una condena eventualmente mayor. 

El hombre, que trabaja como albañil, ya había sido apodado como 'el sátiro de Ranchos' por los vecinos del lugar, que dijeron a medios locales que el jubilado había robado este tipo de prendas femeninas en varias ocasiones.

Sirenita Koi Cosplay


Anime Girls: Bikini Girls


26/5/15

Detenido por tirar las cenizas de su esposa al inodoro

Un hombre de 68 años fue detenido por tirar las cenizas de su fallecida esposa por el inodoro de un supermercado en Tokio porque le hacía la vida "muy difícil". 

El esposo se entregó a la policía, que investigaba la aparición de huesos y un mentón en el baño de un almacén. La relación de la pareja se había deteriorado mucho a lo largo de los años. 

"Mi odio hacia ella era cada vez mayor (...) la vida era muy difícil antes de su fallecimiento", explicó. 

La mujer fue incinerada luego de morir a los 64 años y su marido se tenía que hacer cargo de las cenizas. Está acusado de abandono de restos mortales, ya que las cenizas humanas sólo se pueden dispersar en lugares autorizados.