30/11/15

Cuatro meses viendo la televisión con el cadáver de su padre

La policía británica decidió el viernes no inculpar a un hombre de 59 años que, "incapaz de aceptar la muerte de su padre", había instalado el cuerpo en su sillón favorito y seguía viendo la televisión con él.

Timothy Brown y el esqueleto de su padre llevaban cuatro meses viviendo en una casa de Stafford, en el centro de Inglaterra, cuando la policía, avisada por un vecino "en estado de shock" por esta visión digna de 'Psicosis', de Alfred Hitchcock, detuvo al hijo por "disimulación de cadáver".

"Desde la cocina, podía oír la televisión a todo volumen. Fui a ver, la puerta trasera estaba entornada, hablé un momento con Tim desde el descansillo. Estaba en el salón viendo un programa. Cuando abrí del todo la puerta, vi el sillón y un cráneo que sobresalía, me impactó", contó el vecino a los policías, según la prensa británica.

El hijo explicó a la policía que instaló a su padre, Kenneth, de 94 años, en su sillón favorito, cerca de la chimenea, tras declararse un incendio provocado por un radiador defectuoso en su cuarto una noche de junio. "Un tazón de sopa" le reconfortó, pensaba, pero al día siguiente Timothy encontró a su padre sin vida en el sillón. Y decidió dejarlo ahí, con el pijama que llevaba, y seguir viendo la tele en su compañía.

"No lograba aceptar que su padre estaba muerto. Eran muy cercanos el uno al otro y vivían recluidos. El hijo era consciente de que hubiera debido señalar el deceso de su progenitor, pero no conseguía hacerlo", explicó Andrew Weatherley, de la policía de Stafford, en el momento de archivar el caso

Dado el estado de descomposición avanzada del cuerpo, la investigación no consiguió dilucidar todos los misterios de la muerte del anciano. La autopsia reveló algunas costillas rotas, sin duda por haberse caído de la cama en el momento del incendio. La policía estimó que el hijo no tenía "ninguna razón" para matarlo y decidió dar carpetazo al asunto. "Porque en definitiva se trata ante todo de la historia de un hijo que ha perdido a su padre", zanjó Andrew Weatherley.

3 comentarios:

Juan Carlos dijo...

A ver, yo lo entiendo dado que he estado viendo la tele con mi madre e hija al lado... ¡y lo que llegan a hablar! Así que ¿con el padre callado? feliz cual perdiz...
Salu2

Pilingui's House dijo...

Eso calladito y sin en mando a distancia en tu poder jejejeje

ana dijo...

Hola, me ha gustado la historia. Estaría calladito en cuanto a sonidos, pero que me dices del olor, el olor cantaría bien. Gracias por hacerte seguidora de mi blog. Un abrazo