3/4/16

Flores: El cultivo de la caléndula

Nombre científico: Calendula officinalis
Nombre común:
Caléndula, Marigold, Maravilla, Corona de rey, Gauchas, Flamenquilla.
Familia: Asteraceae.
Origen: Regiones mediterráneas.

Planta que se cultiva como anual (se desecha después de florecer). Forma pequeñas matas de unos 40 ó 50 cm de altura. Las hojas son lanceoladas, de un color verde fuerte. Posee un follaje aromático. Las flores forman cabezuelas grandes con relación al tamaño de la planta, de colores amarillo, naranja, albaricoque y mezcla de las anteriores. La floración dura casi todo el año, depende de la siembra, pero sobre todo en verano.

CULTIVO DE LA CALENDULA

Siembra: La caléndula necesita estar expuesta al sol aunque tolera la semi-sombra. También soporta el frío siempre y cuando no supere los -3°C. Evita situarla en un lugar húmedo y recuerda que necesita un suelo bien drenado que no contenga exceso de humedad. La tierra debe ser permeable y lo ideal es mezclarla con arena.

Puedes coger una maceta pequeña  o un semillero para entonces colocar la semilla sobre la tierra rellenando el receptáculo con tierra hasta el borde. Luego es momento de regar pues la caléndula necesita que el suelo esté húmedo, pero no demasiado.

Ubica la planta de caléndula en un lugar soleado pues necesita de la luz natural para crecer. Cuando tu planta tenga un tamaño de 2 pulgadas puedes trasplantarla a una maceta más grande o, si lo prefieres, a un espacio de mayor tamaño como un jardín o una mesa de cultivo. Recuerda que las caléndulas pequeñas necesitan de una separación de 5 pulgadas entre ellas, las más grandes unas 18 pulgadas entre sí.

Asegúrate entonces que las raíces y la tierra permanezcan intactas pues de este proceso dependerá el buen crecimiento de la planta. Antes de hacerlo cava un orificio en la tierra nueva y luego deposita la planta con suavidad.

Riego: La caléndula necesita de un riego regular durante el verano y hasta que deje de florecer. Durante esta época es preciso no descuidar el riego aunque hay que evitar el exceso de agua pues la tierra no debe estar demasiado húmeda.

Poda: Para obtener una mejor floración al cultivar caléndula, lo mejor será cortar de tanto en tanto las flores marchitas. Estudia tu planta y cuando veas que una flor muere, corta el tallo para que pueda crecer más.

Cuidados imprescindibles:  Se recomienda abonar la tierra cada 15 días durante la época de floración (en el verano) utilizando un abono para flores. Para la germinación hay que tomar un recipiente y colocar las semillas. Luego hay que llevarlo a un lugar oscuro a una temperatura de entre 15 y 20º C. La germinación se producirá a los 8 o 10 días.
Evita el exceso de agua pues a la caléndula no le gusta el suelo saturado.

http://ecohortum.com