16/10/14

Incineran un hombre obeso y se les quema el crematorio

Ocurrió en Virginia, Estados Unidos. El fuego se desató cuando un empleado del crematorio pretendió incinerar los restos de un hombre de 225 kilogramos. 

Las llamas se originaron debido a la cantidad de grasa acumulada del cuerpo la cual provocó una enorme cantidad de aceite y calor. 

Según contaron los encargados del lugar, la grasa llegó al techo y ocasionó el fuego. "El hombre era un poco más grande de lo que habíamos incinerado en el pasado", dijeron. 

Dato: Un cuerpo de 136 kilos requiere de cuatro a cinco horas, sin embargo, si el peso es excesivo, es necesario un calor constante sobre el cuerpo, para evitar que se caliente demasiado.