20/1/14

Adicta a masticar pañales empapados de orina

Keyshia, una neoyorquina de 22 años del barrio de Queens que apareció en el programa "Mi extraña adicción,  ha confesado que es adicta a masticar pañales empapados en orina y también a olerlos.

“Cuanto más orina, mejor”, dice este personaje.

Como si de una American Express se tratara, Keyshia no sale de casa sin ellos.
“Me encantan, saben increíble. Tengo uno en la cocina, otro junto a la cama para cuando duermo, en mi bolso, en mi bolsillo”, explica ella.

3 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Lo bueno es que tendrá los dientes blanquísimos. Lo malo es que debe gastar una halitosis de elefante.
Salu2

Kassiopea. dijo...

La orina tiene amoniaco, debe tener la boca como los chorros.

Carlos de la Parra dijo...

Tengo un perro a quien le ocurre igual con el sudor.
Quien la bese sentirá que come anchoas.