3/7/13

El hombre que susurraba a las bicicletas

Si a alguien se le pregunta cuál es el sitio más raro donde ha practicado sexo, parece imposible que su respuesta vaya a ser 'en una bicicleta', a no ser que hubiera sido la propia bicicleta su pareja de coito. 

Parece descabellado pero hay quien lo hace. De hecho, un hombre de 35 años fue detenido por masturbarse encima de bicicletas que veía en la calle.

El modus operandi del individuo era el siguiente: pinchaba la rueda trasera de las bicis que iba encontrando y, mientras ésta se desinflaba, se masturbaba sentado en el sillín. Incluso fue capturado por la cámara de una de las casas. Los hechos han ocurrido en Osterlund (Suecia). Al parecer, el hombre fue arrestado por haber pinchado las ruedas de 20 bicicletas antes de eyacular sobre sus asientos.

Peter Edstrom, uno de los tantos dueños afectados, declaró según The Sun que no le tiene miedo y solo quiere que pare de hacerlo porque él tuvo que gastar dinero en arreglar su vehículo: "Este hombre es probablemente inofensivo y las bicicletas solo son lo suyo".

1 comentario:

Carlos de la Parra dijo...

El sexo ciclismo es más peligroso cuando se lleva a cabo en tráfico urbano y en altas velocidades; pero ésto de masturbarse y vandalizar denota una sociopatólogía que bien la curarían a la antigua usanza inglesa con 20 latigazos.